fbpx
Edit Content

CONTACTO

Nuestro propósito como abogados de inmigración
¿Por qué hacemos lo que hacemos? Es una pregunta que como abogado de inmigración me he hecho a lo largo de toda mi carrera. ¿Qué nos mueve? ¿Qué nos hace levantar todas las mañanas a trabajar por nuestros clientes?

Muchos van a optar por la respuesta más rápida o fácil: “por pagar las cuentas”  o por la retribución económica de mi trabajo.  Lo cierto es que, trabajando en lo que me apasiona, la respuesta va ligada a mi historia personal de vida. 

 

Como te he contado en algunos de mis videos , nací y crecí en Puerto Rico en una familia de abogados. Pero la historia de mi familia no siempre fue así; mi abuelo era carpintero y mi padre comenzó su carrera como cashier de banco que estudiaba derecho por las noches, buscando un mejor futuro para nosotros. 

Este ejemplo de trabajo duro y superación caló en mí, un abogado puertorriqueño que llegó a convertirse en un prominente abogado joven en mi país.

Como cuestión de hecho, uno de mis mentores y buenos amigos, con quien me inicie en la práctica de la profesión es hoy es el secretario de justicia de Puerto Rico.

En mi país tuve muchas oportunidades, aprendí de los mejores, y gracias a eso mi carrera tuvo muchos éxitos y reconocimiento. 

 

Pero un día decidí buscar lo que había más allá del horizonte de mi amada isla.

 

Entonces algunos me tildaron de loco por renunciar a todo, pero nuestra visión era clara. Nos mudaríamos al área de Orlando, donde hoy hace más de 20 años fundamos nuestra oficina de abogados de inmigración Cabrera & Associates. 

 

Siempre en nuestra mente estuvo la idea de buscar un mejor futuro para nosotros, de mejorar nuestras condiciones económicas, profesionales y sociales.

Así que tomando el ejemplo de superación de mi familia descubrí que mi propósito de vida es ayudar a que otras familias de inmigrantes también puedan tener un futuro mejor en los Estados Unidos. 

Fue cuando me di cuenta que lo que hacemos no solo le ayuda a mis clientes y  sus familias sino también a sus futuras generaciones: personas que aún no han nacido y que solo por el hecho de habitar este suelo ya cuentan con más y mejores oportunidades.

Desde entonces, han sido más de 20 años de éxitos y de momentos duros, de ganar casos que otros daban como imposibles pero también de hablar con franqueza en las derrotas y cuando no hay caminos dentro del marco de la legalidad.

 Así pues, hoy contamos con más de 20 años ayudando a nuestros clientes a navegar su proceso migratorio con dignidad y justicia, sin importar su origen o posición social. 

Si bien aun extraño a Puerto Rico algunas veces y el encanto de mi tierra natal, creo que vivir por mi propósito lo compensa todo.

Es por eso que poder luchar por un futuro de oportunidades no solo para mis clientes sino también para sus hijos, sus nietos y muchos que probablemente nunca me van a conocer, es mi mayor motivo de orgullo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *